El negocio ilegal de semillas de maíz transgénico comercializadas vía Facebook en Bolivia

Por: Marielle Cauthin y Guillermo Villalobos

Viernes, 14 de mayo de 2021

Semillas de maíz transgénico resistente a los herbicidas glifosato y glufosinato de amonio se comercializan libremente en Bolivia por redes sociales, pese a estar prohibidas por la Constitución Política del Estado (CPE) en sus Artículos 16 y 409; así como por la Ley 144 (Art. 15) y Ley 300 (Art. 24). Las patentes de estas semillas comercializadas pertenecen a las transnacionales Bayer -con licencia para la empresa Dekalb- y a Syngenta -con licencia de producción para Semeali- ambas empresas de Brasil.

En Bolivia el único evento transgénico legal es la soya RR resistente a glifosato (evento 40-3-2), mediante Decreto 28225; por lo que cualquier otra semilla transgénica que circule en el territorio nacional -como las semillas de maíz transgénico de Brasil- ha sido introducida de manera ilegal y en consecuencia las empresas y personas que las contrabandean, comercializan y utilizan deben ser investigadas y sancionadas, por atentar contra la salud, la alimentación, la biodiversidad y el patrimonio genético de las razas de maíz que tiene el país. 

En un rastreo de dos anuncios que aparecen en Marketplace (un servicio de Facebook que sirve para comprar y vender productos entre particulares de forma rápida, directa y sin controles), se establece que los precios de cada bolsa de semillas de maíz oscilan entre Bs. 800 y Bs. 850. El último anuncio de venta se publicó el miércoles 12 de mayo, pero los anuncios más antiguos en Facebook datan de hace unos 4 a 5 meses atrás; sin embargo,redes de productores agroecológicos, así como Organizaciones No Gubernamentales (ONG), vienen denunciando hace años la comercialización y siembra de maíz transgénico, sobre todo en el Chaco boliviano [1].

Dekalb (Maíz Roundop Ready M2 VT PRO 3)

El comercializador de la marca Dekalb es de Santa Cruz y pertenece a una tienda de insumos agrícolas. En el caso de Dekalb, cada bolsa de semillas tiene 17.7 kilos (60 mil unidades de semillas) y también ofrece bolsas de 40 kilos. Se estima que al rededor de 17 a 20 kilos son necesarios para sembrar una hectárea de terreno. El anuncio del producto cuya venta es ilegal dice: “Maíz de alta genética, resistente al glifosato. Últimas unidades”. O también: “semilla de maíz transgénica alta producción + de 8.1 toneladas en promedio – Semilla de Maíz transgénica Industria Brasilera”, e incluso la empresa que lo comercializa tiene una “línea de crédito” para estos insumos que van contra la Constitución Política del Estado (CPE).

Si bien el principal espacio de venta es Marketplace, también se han difundido estos anuncios en masivos grupos de Facebook de Santa Cruz y el Chapare en Cochabamba, además de grupos de ganadería y agricultura y de otros grupos comerciales: “Ventas en Yapacaní” (9.5 mil miembros), “Barrio chino Villa Tunari Chimoré Shinaota Ivirgarzama Entre Ríos Bulo” (16.7 mil miembros), “Mercado libre Ivirgarzama” (29.6 mil miembros), “Venta de lotes o chacos en Trópico cochabambino” (53,5 mil miembros), “Clasificados Trópico de Cochabamba” (14 mil miembros), “Buenos negocios Bolivia” (34 mil miembros), “Catálogos de empresas” (3.6 mil miembros), “Menonitas se vende de todo” (3,4 mil miembros), “Ganadería y agricultura Santa Cruz Bolivia 2.0” (20 mil miembros).

Capturas de pantalla de la oferta del producto en Facebook

La marca Dekalb fue fundada en los EE.UU. en 1912 como una empresa que desarrollaba semillas mejoradas. En 1998 fue adquirida por Monsanto, la cual mantuvo la marca. Actualmente Dekalb, conjuntamente con Agroceres y Agroeste, son marcas pertenecientes a Bayer CropScience AG, la división de Bayer encargada de producir protectores de cultivos y semillas. La marca Agroceres es más conocida por sus semillas de maíz y sorgo, la Agroeste por las semillas de soya, sorgo y maíz, y Dekalb por las semillas de maíz (aunque esta marca también incluye semillas de soya, canola, alfalfa y sorgo) [2].

Las semillas de maíz Dekalb que se ofrecen libremente en las redes sociales nacionales son semillas híbridas Genéticamente Modificadas compuestas por la tecnología VTPro® y VTPro3® y tecnología Roundup Ready® Maíz 2, la segunda generación que le brinda tolerancia al glifosato [3]. 

Siendo aún más específicos, de acuerdo al Parecer Técnico Nº 3045/2011 de la Comissão Técnica Nacional de Biossegurança (CTNBio) del Brasil –resolución que autoriza su liberación al ambiente y su uso comercial- el maíz VTPro3® es un híbrido entre el maíz MON 89034 y el maíz MON 88017 (ambos Genéticamente Modificados). El evento MON 89034 es el que produce proteínas Cry1A.105 y Cry2Ab2 derivadas del Bacillus thuringiensis  que son las que actúan sobre diferentes especies aéreas de la orden de los lepidópteros. Mientras que el evento MON 88017 produce la proteína Cry3Bb1 modificada del Bacillus thuringiensis que actúa sobre la larva alfinete (Diabrótica speciosa) que ataca la raíz de la planta y produce, asimismo, la proteína CP4 EPSPS que lo hace tolerante al glifosato.

Actualmente, el maíz VTPro3® se encuentra aprobado para su liberación al ambiente y uso comercial en ocho países: Estados Unidos, Argentina (2010), Japón (2008), México (2010), Corea del Sur (2009), Filipinas (2009) y Taiwan (2009) [4]. Asimismo, Dekalb promociona en su página web maíz con tecnología  VTPro® en Colombia y Honduras, y una variedad de semillas híbridas en Ecuador, Guatemala, Perú, El Salvador y Venezuela.

Existen varias semillas híbridas de maíz bajo esta tecnología. Según Bayer Brasil, existen en el mercado brasilero siquiera once distintos tipos de semillas híbridas de maíz de la marca Dekalb, unos doce tipos de semillas híbridas de la marca Agroceres y unos trece tipos de semillas híbridas de la marca Agroeste; todas con la tecnología VTPro3® y cada una adaptada y destinada a un ambiente distinto [5].  

Capturas de pantalla de la oferta del producto en grupos de Facebook

Agrisure Viptera3 (Maíz SX 8555 Semeali)

El anuncio de venta de la semilla de maíz transgénico Agrisure Viptera3 de la empresa Semeali dice: “Vendo semilla de maíz híbrido transgénico resistente toda plagas y al glifosato”. La ubicación del vendedor es Monteagudo, Chuquisaca, una zona de cultivos tradicionales de maíz que posee los más altos indicadores de variedades nativas sensibles a la contaminación transgénica [6]. 

En este caso, el comercializador ofreció las semillas en Marketplace y en grupos temáticos de ganadería beniana, grupos de comercio de San Julián, Montero, el Chaco y el Trópico de Cochabamba: “Clasificados Bolivia” (53.2 mil miembros), “Círculo ganadero – benianos” (16.8 mil miembros), “Bolivia compra y venta” (39.3 mil miembros), “Los cachis ‘Montero’ sc.” (42 mil miembros), “Cachis San Julian” (15.4 mil miembros), “Solo venta de motos Santa Cruz” (35.3 mil miembros), “Yacuiba – Caraparí – Villa Montes” (20.4 mil miembros), “Autos chutos en el Trópico de Cochabamba” (67.1 mil miembros), “Compra y vende tu maquinaria” (59.1 mil miembros), “Compra-Venta Camiri” (11.1 mil miembros).

Capturas de pantalla de la oferta del producto en Facebook

La línea Agrisure® Corn Traits de Syngenta es una marca que se compone de diferentes híbridos entre distintos eventos de maíz Genéticamente Modificado, donde se destacan las marcas compuestas por tecnología Agrisure TGPlus, Agrisure TDMax, Agrisure TD/TG, Agrisure Viptera y Agrisure Viptera2, 3 y 4 TG [6]. Estas marcas fueron patentadas por Syngenta con la intención de otorgar un amplio espectro de protección sobre las plagas del orden de los lepidópteros (Spodoptera frugiperda, Helicoverpa zea, Ostrinia nubilalis, Agrotis ípsilon, Elasmopalpus lignosellus e Diatrea saccharalis)  y de los coleópteros (Diabrotica speciosa); así como tolerancia a los herbicidas a base de glifosato y glufosinato de amonio [7].  

Las semillas híbridas de maíz amarillo basada en la tecnología Agrisure Viptera®3 se constituye en la combinación de tres distintas líneas de la marca Agrisure®: la Viptera, TDMax y TGPLus. Siendo más concretos, Agrisure Viptera®3 es resultado de la combinación cuatro eventos transgénicos distintos: Bt11, MIR162, MIR604 y GA21 (todos patentados por Syngenta).

De acuerdo al Parecer Técnico Nº 4207/2014 de la Comissão Técnica Nacional de Biossegurança (CTNBio) de Brasil que aprueba el maíz Agrisure Viptera®3, el evento Bt11 incluye el gen Cry1Ab de Bacillus thuringiensis que confiere resistencia a ciertos lepidópteros, así como el gen Pat que confiere tolerancia al glufosinato de amonio; el evento MIR162 fue obtenido por la inserción del gen vip3Aa20 que confiere resistencia a insectos lepidópteros; el evento MIR604 incluye el gen mcry3A que protege la planta contra el Diabrotica speciosa; y por último, el evento GA21 contiene el gen MEPSPS que lo hace tolerante al glifosato.

Actualmente, el maíz Agrisure Viptera®3 se encuentra aprobado para su liberación al ambiente y uso comercial en nueve países: Japón (2010), Corea (2010), México (2010), Taiwan (2011), Argentina (2012), Colombia (2012), así como Estados Unidos, Canadá, Australia, Paraguay y Uruguay [8]. Al igual que con el maíz VTPro3® de Dekalb, existen un amplio portafolio de productos de semillas híbridas de maíz bajo la tecnología Agrisure Viptera®3. Tanto en Brasil como en Argentina, las semillas híbridas transgénicas de la marca Agrisure® se venden bajo la línea de Syngenta o bajo la marca de NK o “Northrup-King” (subsidiara de Syngenta). En el mercado brasilero existen al menos nueve productos de semillas híbridas Agrisure Viptera®3, mientras que en Argentina se contabiliza unos doce productos. Todas las semillas tienen un perfil adaptado a un ambiente específico y a un ciclo agrario o campaña determinado [8].

Semillas transgénicas son ilegales en Bolivia

La Constitución Política del Estado en su Art. 16 establece que la obligación del gobierno es la de garantizar la seguridad alimentaria, que se pone en riesgo ante la introducción ilegal de semillas transgénicas; el Art. 409 establece que la producción, importación y comercialización de transgénicos será regulada por Ley, norma que a la fecha no existe, por lo que cualquier uso de semillas transgénicas es completamente ilegal. Por otra parte, la comercialización de estas semillas de maíz contravienen el Artículo 15 de la Ley 144 de Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria que dispone: “no se introducirán en el país paquetes tecnológicos agrícolas que involucren semillas genéticamente modificadas de especies de las que Bolivia es centro de origen o diversidad, ni aquellos que atenten contra el patrimonio genético, la biodiversidad, la salud de los sistemas de vida y la salud humana”. 

Así mismo, el Art. 24 de la Ley 300 de la Madre Tierra y Desarrollo Integral Para Vivir Bien establece acciones de protección del patrimonio genético de la agrobiodiversidad, prohibiendo la introducción, producción, uso, liberación al medio y comercialización de semillas genéticamente modificadas en el territorio boliviano, de las que el país es centro de origen o diversidad y de aquellas que atenten contra el patrimonio genético, la biodiversidad, la salud de los sistemas de vida y la salud humana.

Por otra parte, Bolivia es signataria de tratados internacionales que ponen salvaguardas contra la introducción de transgénicos como el Convenio sobre la Diversidad Biológica suscrito en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992, y el Protocolo de Bioseguridad de Cartagena del Convenio sobre la Diversidad Biológica ratificado por Bolivia a través de la Ley 2274.

El pasado mes de abril, mediante el Decreto Supremo 4490, se abrogaron los llamados “decretos transgénicos” 4232 y 4238 firmados en 2020 por Jeanine Añez como presidenta interina, que establecían un procedimiento abreviado para cientos de eventos transgénicos de maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya. En la actualidad el procedimiento abreviado para evaluación de semillas modificadas genéticamente sólo esta vigente para la soya HB4 e Intacta destinada a la producción de biodiésel, según autoriza el Decreto Supremo 3874 de 2019, firmado por Evo Morales; pero hasta la fecha no existe ninguna solicitud en trámite para autorizar alguno de estos dos eventos de soya transgénica. Este decreto también debe ser abrogado por vulnerar la CPE.

Las semillas de maíz

En 2016, con pretexto de la sequía que se vivió en la campaña agrícola 2015/2016, el gobierno de Evo Morales aprobó el DS 2857 para la importación de maíz transgénico amarillo por 90 días, proveniente de Argentina y destinado al consumo animal, lo que ocasionó la masiva siembra ilegal de maíz BT y maíz RR en el chaco cruceño, pasando de la importación de 87 toneladas de maíz amarillo transgénico argentino en 2015, por un valor de $us 17.638, a 98.000 toneladas en 2016, significando un gasto de $us 16 millones en el grano, según denuncias de la prensa [10].

Los “decretos transgénicos” de Añez creaban una “vía rápida” (primero 10 días y luego 40 días) para evaluar las semillas transgénicas con base en análisis realizados en otros países y no en Bolivia. Así, se omitía realizar una evaluación exhaustiva de sus impactos sobre el medio ambiente, la diversidad biológica específica del país, el patrimonio de semillas nativas de los pueblos indígenas y la salud humana.

Meses después, el 22 de septiembre de 2020, el gobierno aprobó el Decreto Supremo 4348, que disponía la identificación de las áreas que constituyen centros de diversidad del maíz y las zonas de cultivo para maíz amarillo duro, generado por cualquier tecnología, conforme al estudio de zonificación para el uso de maíz en Bolivia, a cargo del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF). Este Decreto se aprobó a pesar de que hasta esa fecha no se había autorizado ninguna semilla transgénica de maíz, es decir que se daba por hecho que habrían zonas para maíz genéticamente modificado.

Se estima que en Bolivia existen 7 complejos raciales, 45 razas y cientos de variedades, según los estudios del Centro de Investigaciones Fitoecogenéticas de Pairumani [11]. Lo que hace al país un espacio geográfico sensible a la diversidad de estos cultivos y sobre todo zonas específicas como el Chaco, zona que culturalmente ha preservado más variedades nativas de maíz. Según el grupo de trabajo SOS Maíz Bolivia, se han identificado al menos unas 18 variedades “conocidas y utilizadas por las comunidades de la región, las cuales hoy están amenazadas y en peligro de desaparecer”, por la erosión genética (pérdida de variedades nativas), así como el probable grado de contaminación de las mismas, como consecuencia de la penetración ilegal en el país de maíz transgénico en esa zona.

La sociedad civil rechaza los transgénicos

Varios actores de la sociedad civil boliviana se pronunciaron los últimos años ante el riesgo que representan las semillas transgénicas con los decretos 4232 y 4238. Todos enfatizaron que esto se agravaba para cultivos como el maíz del que Bolivia es centro de origen. Entre estas articulaciones figuran la Asamblea por los Bosques y la Vida -que agrupa colectivos, instituciones y asociaciones académic@s y científic@s-, así como el colectivo Bolivia Libre de Transgénicos y la Plataforma Agroecológica del Trópico, Subtrópico y Chaco, que congrega a productores, apicultores, recolectores, transformadores, entre otros.

Entre las acciones que realizaron estaban pedir la excusa de los miembros del Comité Nacional de Bioseguridad por existir conflictos de intereses, pues varios de ellos estaban ligados al sector del agronegocio y empresas importadoras de semillas transgénicas, por lo que eran juez y parte. También presentaron una Acción Popular ante el Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, argumentando que los decretos constituían una amenaza directa al patrimonio genético, cultural y natural de Bolivia; una amenaza a la biodiversidad y el medio ambiente; una afectación a los componentes de la biodiversidad y fauna nativa debido al uso de agroquímicos como el glifosato; una afectación a los bosques y los suelos por la ampliación de la frontera agrícola; y una amenaza a la salud humana, pues el herbicida glifosato -parte del paquete tecnológico de los OGM- fue clasificado como “probable cancerígeno para los humanos” por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC).

Referencias:

[1] Cartagena, P. (2020b). Producción de transgénicos en Bolivia: Expectativas y problemas. Revista Mundos Rurales Nº 15, 10-2020.

[2] https://www.bayer.com/en/products/products-from-A-to-Z?title=&activities%5B%5D=96#A

[3] Sementes Agroceres. Guia de híbridos, Safrinha Sul. http://www.sementesagroceres.com.br/pages/BaixarArquivo.aspx?i=guiaHibridosVeraoSul.pdf&t=pdf

[4] Parecer Técnico Nº 3045/2011 de la Comissão Técnica Nacional de Biossegurança (CTNBio) del Brasil

[5] https://www.agro.bayer.com.br/essenciais-do-campo/sementes/dekalb; https://www.agro.bayer.com.br/essenciais-do-campo/sementes/agroeste y https://www.agro.bayer.com.br/essenciais-do-campo/sementes/agroceres

[6] https://www.syngenta.com.ar/biotecnologia-agrisure-corntraits

[7] https://cipca.org.bo/observatorio/territorio-y-recursos-naturales/el-maiz-transgenico-amenaza-la-riqueza-genetica-del-chaco-boliviano

Véase: Parecer Técnico Nº 4207/2014 de la Comissão Técnica Nacional de Biossegurança (CTNBio) del Brasil.

[8] Véase: Parecer Técnico Nº 4207/2014 de la Comissão Técnica Nacional de Biossegurança (CTNBio) del Brasil

[9]https://www.portalsyngenta.com.br/sementes/agrisure-viptera-3 y https://nksemillas.com.ar/maiz

[10] https://eldeber.com.bo/economia/crece-importacion-de-maiz-transgenico-de-argentina_123851https://eldeber.com.bo/economia/senasag-verificara-si-maizales-en-charagua-son-transgenicos_36947

[11] “Catálogo de recursos genéticos de maíces bolivianos” del Centro de Investigaciones Fitogenéticas de Pairumani, Cochabamba, 1998. En: https://www.ars.usda.gov/ARSUserFiles/50301000/Races_of_Maize/Catalogo_Bolivianos_0_Book.pdf

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s